Versión para impresiónVersión PDF
Tegucigalpa, Honduras.- Desde el 31 de diciembre, un par de artistas con consiencia ambiental reaccionaron ante la tala indiscriminada de árboles en Tegucigalpa que realiza la Alcaldía a través de su Unidad de Gestión Ambiental Municipal (UGAM).
 
La teoría de la que partió la comuna capitalina para derribarlos fue que “los árboles eran viejos”, asimismo, que “la especie de ficus es dañina”, reproduciendo las declaraciones de Carlos Escobar, responsable de la UGAM.
 
Sin embargo, los artistas han desmentido tal versión, aduciendo que son "personas sin escrúpulos, sin idea del significado de vivir en civilización y que son solo simulacros de mejora al ornato".
 
El colectivo denominado Proyecto Banyan se ha echado a las calles del Centro Histórico capitalino y sus alrededores a pintar los muñones que le quedan a los árboles, con el fin de darles un aspecto de carne cercenada, igual al corte que queda en un filete; luego acordonan a la “víctima” con cinta amarilla.
 
Las intervenciones, que luego podrían ser performatorios, las realizan bajo el nombre de “El silencio de los inocentes”.
 
Intervenciones
 
En lo que va de la campaña, los artistas ya intervinieron al menos 50 árboles.
 
Las gradas que condicen a la calle La Fuente desde el popular barrio La Leona, primer lugar intervenido, luego las aceras a lo largo de la avenida Cervantes, asimismo, la Paz Barahona, que lleva hacia el Parque Valle; los árboles que estaban frente al Comercial Larach, la Secretaría de Salud y Casa Alianza.
 
Las labores continuaron a inmediaciones de la calle Hipólito Matute y el bar conocido como “Tito” Aguacate.
 
“Luego vamos a hacer un intervención en la calle Mendieta, donde ya se contaron dos y queremos evitar que corten los demás; en esta ocasión llevaremos lonas pintadas”, detalló Erick Castellanos, uno de los activistas.
 
Las personas interesadas en colaborar pueden unirse a los artistas cuando los vean en las calles pintando, también de manera monetaria, puesto que ellos costean los materiales que utilizan en las intervenciones.
 
Sobre el Proyecto Banyan
 
El nombre fue elegido por Kairo Alejandro, el otro artista que completa el dúo, quien encontró la palabra en un libro de filosofía védica, cuyo significado alude a los árboles banianos que hay en la India.
 
No obstante, están pensando cambiarlo a “Naturalmente  Conscientes”, es decir un nombre más común con el que la gente pueda identificarse más rápidamente. Cortesía de: http://buzonderodriguedades.blogspot.de/