Versión para impresiónVersión PDF
Tegucigalpa, Honduras (Conexihon).- En el Festival de Cine Joven en Valencia, Rithy Panh,  camboyano que realiza cine pedagógico explicó que su dedicacion  al arte no se debe a su deseo de hacer cine, sino a su propósito de denunciar la tragedia personal que lo convirtió en el fedatario de la historia reciente de su país por el genocidio del régimen de los jemeres rojos,  encabezado por el genocida Pol Pot  y sus mantras diabólicos, y que a él lo convirtieron desde niño y en poco tiempo en huérfano de todo familiar.  "Me quedé sin nombre ni rostro," dice.
 
Panh recibiò hace poco reconocimientos en el Festival de Cannes y nominacones en el Oscar de Hollywood y Festival de  Berlin por hacernos recordar lo que los genocidas del mundo quieren que se olvide ,  y por conservar aquello que los genocidas del mundo quieren ocultar para siempre.
 
Se exhibieronn varias peliculas suyas. "La gente de los  arrozales", la historia del campesino Poew, su esposa Om, y sus seis pequeñas hijas  con quienes trabaja dignamente en el cultivo de los arrozales, combatiendo las tempestades, la bravura del rio Mekong, las aves parásitas que se comen el grano, y los parásitos humanos que quieren robarles el fruto de su trabajo honrado , acompañado todo por la fuerza demoledora del amor a la familia y la fuerza espiritual de las ceremonias budistas.  La fotografía de los sampanes, los  amaneceres y  las puestas del sol en ese meridiano asiático, es soberbia. 
 
"La máquina jémer de matar" describe al S21 la cárcel de seguridad donde miles de camboyanos fueron torturados, interrogados y asesinados por Pol Pot entre 1975 y 1979.  La película "La imagen faltante" describe su búsqueda de esas imágenes entre dos supervivientes del S21 que le valió la nominación al Oscar recientemente.
 
"Almas errantes" es la historia de varias familias camboyanas que como esclavas de Pol Pot cavaron zanjas entre las minas antipersonas para comunicarse desde la frontera tailandesa a la vietnamita recorriendo la tragedia de esos países.  
 
Otro hallazgo es la película "Taxi" del iraní Japar Panahi en el que aparece conduciento un taxi en las intensas calles de la ciudad de Teherán como testigo de la vida de la gente buscandose la vida con un final inesperado, que al principio del film se mencionó como una de las grandes preguntas sin  respuesta posible.
 
Panahi ha sido encarcelado por el gobierno iraní por asistir - en un caso - al entierro de la joven Neda Agha-Soltan, asesinada durante las protestas electorales en Irán el 2009 a manos de la milicia Basig,  que fue retransmitida por internet al mundo.
 
Anthony Chen, de Singapur, presentó entre otras,"La familia" la historia de una empleada extranjera que convive con gente que tiene dificultades para ayudar a los otros, algo que en Honduras ocurre a diario.