Versión para impresiónVersión PDF

Tocoa, Colón (Conexihon).- Guardias de seguridad de la finca COFRUCO dedicada a la producción de naranjas ubicada en la comunidad de Panamá en Trujillo, dispararon  este martes  contra  la humanidad de Jinson Aldin Alfaro Almendares de 23 años miembro activo de la Empresa Campesina Gregorio Chávez, mientras este realizaba trabajo de campo.

 El hecho ocurrió a eso de las 6:30 de la mañana, según informó Vía Campesina, os guardias de seguridad de la Finca COFRUCO  le dispararon en la espalda al costado izquierdo  dejándolo inconsciente, al escuchar los disparos los  compañeros campesinos llegaron al lugar para trasladarlo al hospital San Isidro en el municipio de Tocoa, Colón.  

 El día anterior a eso de las 11:00 de la mañana hombres armados con pasamontañas montaron un cerco de vigilancia a unos  20 metros de la vivienda del coordinador de la Plataforma Agraria Regional del Valle del Aguán, Jaime Cabrera mientras se encontraba en su vivienda creando un ambiente de miedo y terror por riesgo de perder la vida.

 La finca COFRUCO es propiedad del empresario  Shucry Kafie, otro terrateniente  de la región, quien tiene a su servicio hombres armados que portan un uniforme color verde y el rostro cubierto con pasamontañas quienes han causado el terror en la comunidad. Esta finca colinda con la Finca Paso Aguán misma que está bajo la seguridad de guardias de Corporación Dinant  y la comunidad de Panamá  ubicada en el municipio de Trujillo, Colón. 

Familiares de  Alfaro Almendares en acompañamiento con líderes de la Plataforma Agraria llegaron a la fiscalía del Ministerio Publico para interponer la denuncia de los hechos ocurridos, para que la policía procediera a la detención de los guardias de seguridad, pero estos no fueron detenidos por lo que es evidente que existe un clara confabulación entre empresas terratenientes, la policía y el ejército para que este hecho quede en la impunidad.