Versión para impresiónVersión PDF
Tegucigalpa, Honduras (Conexihon).- Un grupo de campesinas y campesinos se manifestaron con rumbo al Congreso Nacional con el fin de exigir que se desengaveten los proyectos de Ley presentados para una mejor reforma agraria y por el acceso a créditos para las mujeres del campo.
 
La Ley de reforma fue entregada al Legislativo el 11 de octubre de 2011 como  la nueva propuesta de “Ley de Transformación Agraria Integral”; mientras que las campesinas organizadas con el lema "las campesinas merecen todo nuestro crédito", organizaciones que aglutinan campesinas, indígenas, garífunas y cooperativistas promueven el acceso al financiamiento, dada el 03 de septiembre del 2014.
 
El dirigente campesino Rafael Alegría expreso que la Soberanía Alimentaria es la solución a la crisis climática global, añadió que las comunidades están sufriendo hambre, desnutrición y represión violenta por parte del Estado. 
 
Alegría denunció que han desaparecido los productores de arroz, mientras que los de maíz, frijol están en peligro de desaparecer. “Las mujeres campesinas atraviesan una situación deplorable en la administración de la alimentación y existe una emigración masiva de jóvenes hacia afuera del país”, lamentó.
 
“Quedo claro que la política del gobierno es apoyar a los grandes, entregarles las mejores tierras, los mejores valles, el financiamiento agrícola para cultivar azúcar, palma africana, ganadería intensiva y para cacao; pero no para producción de alimentos”, manifestó el dirigente.
 
En tanto, Esperanza Cardona coordinadora de la Comisión Política de la Vía Campesina dijo que “nosotros los campesinos tenemos derecho a una reforma agraria integral, es decir, alimentación, mejor educación, salud y vivienda digna”.
 
Cardona consideró que en el sistema capitalista con sus políticas neoliberales, los derechos de los campesinos y campesinas han sido violentados y que es necesarios que ellos presionen para que se les garanticen sus derechos, ya que sino “ningún gobierno nos va a regalar nuestros derechos en bandeja de plata”.
 
La dirigente aseguró que en ocasiones por reclamar lo que les corresponde les toca “poner muertos y encarcelados”, cito el caso del asesinato de la también dirigente campesina Margarita Murillo, cuyo crimen se encuentra en la impunidad.
 
Mencionó que en el pasado ellas entregaron al legislativo el proyecto de Ley “una reforma agraria integral con equidad de género” y que hasta la fecha no han tenido respuesta a la petición.
 
“Las mujeres campesinas en el campo solo tenemos hambre, pobreza y desnutrición de los niños porque no hay un apoyo por parte del gobierno, hacen falta políticas de Estado para darnos nuestros derechos, como seres humanos”, finalizó la campesina.