Versión para impresiónVersión PDF

Tegucigalpa, Honduras (Conexihon).- El Gobierno premió este martes,  en Casa Presidencial,  a través de la Secretaría de Educación, a la licenciada Lidia Carolina Rodríguez Gutiérrez, como “Maestra del Año 2013”. La homenajeada es una maestra destacada del Instituto José Cecilio del Valle de  Choluteca,  que a pesar de sus discapacidades físicas, ha hecho del magisterio su pasión, motivación y modo de vida para salir adelante, sembrando la semilla de los conocimientos en sus alumnos en las áreas de literatura y español.

Lidia Carolina Rodríguez Gutiérrez, nació el 2 de agosto de 1979 (34 años), en la aldea del Higuerón, en el municipio de Namasigue, Choluteca. Sus padres, Esperanza Gutiérrez, ama de casa y Efraín Rodríguez,  campesino y tiene cuatro hermanos. Rodríguez es una joven profesional entusiasta que adolece de atrofia muscular, lo que le impide movilizar sus brazos y piernas, por lo que en un inicio utilizó muletas para asistir a recibir el pan del saber en la escuela  rural mixta Lempira de esa localidad.
 
Posteriormente, se graduó de bachiller en ciencias y letras en 2005 y en 2006, inició sus estudios en la Universidad Pedagógica Nacional Francisco Morazán (UPNFA). En 2011, realizó su práctica profesional en el Instituto José Cecilio del Valle de Choluteca,  en la que tuvo la oportunidad de impartir la cátedra de español y literatura utilizando los recursos didácticos de la computadora y data show. En diciembre de ese mismo año, obtuvo su título en la Licenciatura en Letras y Lenguas con Orientación a Literatura.
 
La maestra galardona Lidia Carolina Rodríguez Gutiérrez, expresó que “es un grato honor representar al magisterio en el Día del Maestro,  si bien es cierto tengo apenas un año de estar en el sistema educativo, siento como que las experiencias que he vivido son 10 años”. Agradeció a su familia, amigos y compañeros con capacidades especiales, por apoyarle a realizar el sueño de ser maestro. “Mi vida se resume en  oportunidad, discapacidad y perseverancia, lo que me impulsa a salir adelante”, apuntó.
 
 
Afirmó que desde un inició luchó para que se le brindará una oportunidad de una plaza como maestra titular en la departamental de Choluteca, pues para ella no se debe de regalar nada, ni pedir nada, lo que desea es una oportunidad de trabajar como profesional. “La discapacidad más grande es no darnos cuenta que todos somos iguales”, subrayó. En el marco del evento, el ministro de Educación informó también que por medio de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), se le otorgará a la maestra galardonada una beca por 100 mil lempiras para que realice sus estudios de maestría.
 
Posteriormente, el titular de Educación y la designada presidencial, entregaron la placa de reconcomiendo y medalla de oro al mérito a la maestra del año 2013, Lidia Carolina Rodríguez Gutiérrez.
El ministro de Educación, Marlon Escoto, explicó que conoció a Lidia Carolina Rodríguez Gutiérrez, quien le manifestó su deseo de tener la oportunidad de tener una plaza para ejercer el magisterio.
 
Escoto informó que el trámite de la asignación de la plaza como maestra de español y literatura, ya fue aprobada por la Secretaría de Finanzas, por lo que Rodríguez podrá gozar de estabilidad laboral. “Hemos aprendido de ti Lidia, nos has dado una lección. A veces somos tan burocráticos, que enredamos las cosas y no facilitamos las cosas a las personas que merecen de una oportunidad, eres un ejemplo de vida,  más que una ciudadana, sos una maestra que ha roto todas las metas que te has trazado”, manifestó emocionado el funcionario.
 
“Reconozco en la familia de Lidia Carolina, su esfuerzo por no perder de vista a su hija, que vieron que el camino del éxito es la educación, eso queremos dar a conocer y evidenciar, no se vale decir, no se puede, tenemos un testimonio activo, quisiera hacer un compromiso como secretario de Educación, te vamos acompañar con el sueño que hagas una maestría, hay que buscar un espacio en Choluteca, para que puedas cumplir con tu anhelo”, señaló.
 
 
Por su parte, la designada presidencial y ministra de la Presidencia, María Antonieta Guillén, manifestó que “son pocas las palabras que puede decir uno después de esta historia de vida”,  a pesar que Rodríguez ha ejercido el magisterio hace pocos años, se premia su esfuerzo, dedicación, abnegación y su vocación docente es evidente, lo que genera una línea de respeto en sus alumnos, compañeros, amigos y de la sociedad en general.
 
“No se trata de adolecer una capacidad física, sino de demostrar que personas como Lidia pueden llegar y cumplir sus metas, es una lección de vida, como nos reitera el Presidente Pepe Lobo, la vida es de oportunidades, y tú eres una de ellos”,  señaló. La funcionaria anunció que el Mandatario autorizó un fideicomiso para que la maestra Rodríguez pueda realizar sus estudios de maestría en la zona sur, facilitándole el plan de estudio de  acuerdo a sus intereses.  “Nos vamos con el corazón en el pecho, con una enseñanza de vida,  y con una pregunta ¿qué esfuerzos  hacemos por los niños y jóvenes en su educación?”, acotó. En el evento, además participaron las viceministras de Educación, Elia Delcid y Sandra Maribel Sánchez, autoridades educativas, maestros, familiares, amigos e invitados especiales.