Versión para impresiónVersión PDF
Le aplicaron anestesia y no le hicieron ningún otro procedimiento médico, unas horas después empezó a vomitar y murió.
Tegucigalpa, Honduras (Conexihon). - Un tejido de misterio envuelve la muerte de la niña Nercy Yanelly Hernández, de 5 años. Unas horas antes de su deceso, ocurrido en el hospital de La Paz, el 25 de agosto pasado, la pequeña fue atendida por integrantes de una brigada médica que llegó hasta Guajiquiro, La Paz.
 
Le aplicaron anestesia, pero al parecer la sustancia química no logró el efecto esperado y aunque la pequeña había sido llevada por sus padres, con un dolor de muelas, no le hicieron procedimiento odontológico. Posteriormente murió.
 
A la zona llegaron dos brigadas de atención sanitaria. El sábado 22 de agosto, las Fuerzas Armadas visitaron este municipio del departamento de La Paz, con sus médicos.
 
Al dia siguiente, el domingo 23, llegaron médicos activistas del Partido Nacional con la vicepresidente del Poder Legislativo de Honduras, diputada Gladis Aurora López.
 
Inicialmente uno de los parientes buscó a un periodista del Comité por la Libre Expresión (C-Libre) para contarle este caso, después hubo silencio. Se insistió en hablar con ellos por vía telefónica, pero no quisieron dar declaraciones.
 
Sólo las autoridades tienen acceso a la información veraz sobre todas las circunstancias de su muerte.  Esta historia se reconstruyó buscando documentos oficiales, testimonios claves confidenciales y oficiales e imágenes para constatar los hechos.
 
Bajo investigación criminal
 
El 6 de septiembre, la Dirección Nacional de Investigación Criminal (DNIC), ahora Dirección Policial de Investigación (DPI), tomó una denuncia de oficio en la que ésta se le califica como una muerte indeterminada en el hospital Roberto Suazo Cordóva. 
 

La denuncia 589-2015 indica que “el día 25 de agosto se realizó levantamiento de cadáver de la menor Nercy Yanelly Hernández, menor de edad, 5 años, con número de identidad…, ocupación estudiante, originaria y residente en la aldea Tamara, Guajiquiro, La Paz. Según versión de la madre de la occisa, Martha Oneyda Corea Gómez, relató que el dia sábado asistieron a una brigada médica, en el municipio de Guajiquiro donde llevó su hija a realizar la extracción de muelas, pero que ahí sólo le aplicaron anestesia y no le extrajeron las muelas y el día domingo, la menor con vómitos y fiebre, falleciendo el día 25 de agosto de 2015”.
 
Si no hay manipulación de la investigación criminal, con el dictamen de autopsia se podrá determinar la causa de muerte, el día exacto en que le aplicaron la anestesia y con las técnicas policiales, los detectives pueden validar la veracidad de las declaraciones de los parientes de la niña para verificar qué día fue atendida.
 
En el auto de requerimiento del Ministerio Público (MP) únicamente se consigna que se inicia investigación criminal por muerte indeterminada, cometida por desconocido.
 
El MP ordenó como diligencias tomar declaraciones testificales, individualizar el nombre de los denunciados, investigación documental de los sospechosos,  acta de levantamiento de cadáver, acta de defunción y todas las demás diligencias necesarias para investigar el hecho. 
 
Este caso fue trasladado a la Fiscalía de Marcala desde la oficina regional de La Paz porque es este municipio el que tiene jurisdicción para precisar lo acontecido en Guajiquiro.
 
En el Juzgado de Letras Seccional de la Paz no tienen conocimiento del levantamiento de la menor, según informó la secretaria de este órgano jurisdiccional, la abogada Nohemy Martínez Castillo. El vocero policial de La Paz, identificado como comisario Portillo, señaló que desconoce información sobre esta muerte.
 
El anuncio de la brigada
 
Una semana antes de llegar con la brigada médica, el Comando de Apoyo Logístico de las Fuerzas Armadas (Calffa), a través de una página de las Fuerzas Armadas, invitó “a todos los habitantes del municipio de Guajiquiro, en el departamento de La Paz, y lugares aledaños,  a la gran brigada médica que se llevará a cabo el próximo sábado 22 de agosto, con un horario de 8:00 de la mañana a 4:00 de la tarde. Estaremos brindando diferentes atenciones en materia de salud y la entrega de su respectivo medicamento. Fuerzas Armadas al servicio del pueblo”, decía la convocatoria que prometía salud.
 
Conexihon buscó la versión del portavoz de las Fuerzas Armadas, coronel José Sánchez, y respondió: “ajá que quiere saber de eso”, al consultarle sobre la información que da indicios que antes de su muerte, la pequeña fue atendida de manera supuestamente irregular por una brigada de las Fuerzas Armadas.
 
Así reaccionaron los militares
 
Se solicitó una entrevista con Sánchez. Lo que pasó con ella está todo en el análisis de Medicina Forense. No tenemos ninguna implicación ahí. “Déjeme voy a ver, toda la versión la tiene Medicina Forense”.
 
Está bueno que lo sigan investigando, replicó al explicarle que la Policía investiga. Las Fuerzas Armadas lo que hace es en apoyo al pueblo, “me llama mañana o pasado mañana”, pidió.}
 
Al día siguiente, el coronel Sánchez sugirió hablar con el doctor Roque, un oficial de Fuerzas Armadas, “que es el forense que trabaja, él es el indicado para dar una explicación, nosotros tuvimos todo el apoyo, pero que él le diga. Él es forense, trabaja en Medicina Forense. Él fue el que atendió eso, yo cualquier cosa que le diga no está dentro de mi campo”, apuntó.
 
“No le puedo dar ninguna información sobre eso porque ni tengo información”, dijo el portavoz castrense.
 
Se llamó al número indicado por el coronel Sánchez y el coronel Roque no respondió.
 
Además, se envió una comunicación electrónica a la vicepresidenta del Congreso Nacional, Gladys Aurora López, para obtener su versión de los hechos, tampoco respondió.
 
Así a casi tres meses de la muerte, se esperan respuestas.