Versión para impresiónVersión PDF
Tegucigalpa, Honduras (Conexihon).- Al ritmo de los tambores y con una presentación de baile las organizaciones defensoras de los derechos humanos de la comunidad de  Diversidad Sexual realizaron una actividad en el Parque Central denominada el “Día D”.
 
Participaron el grupo Lésbico Litos, la Asociación Arcoíris, Asociación Kukulkan, Asociación Colectivo Violeta, el Grupo Ixchel, Asociación Cozumel Trans y la Asociación para una Vida Mejor de Personas Infectadas y Afectadas por el VIH-SIDA en Honduras (APUVIMEH).
 
La celebración del “Día D” es una acción conjunta de las organizaciones que defienden los derechos humanos de las personas de la diversidad sexual y se desarrollan acciones conjuntas a nivel centroamericano.
 
De acuerdo con Abraham Banegas, de la Asociación Colectivo Violeta la actividad busca marcar un “día diferente, por ser hoy 29 de febrero, un día único cada cuatro años en año bisiesto “marcamos la palabra diferente, lo enlazamos con el tema acoso escolar, porque éste afecta especialmente a las personas que son diferentes, estamos visibilizando e informando como prevenir el bulling”.
 
Se calcula que en lo que va del año en la Dirección Departamental de Francisco Morazán, registran cerca de 1,000 denuncias relacionadas al “bullying”, asimismo la Secretaría de Educación en su plataforma a nivel nacional, notifica 150 reportes diarios, que trastorna la capacidad de investigación para cada uno de esos hechos.
 
Banegas informó que el proyecto centroamericano, tiene el común llamar a las organizaciones por una “Centroamérica diferente” para promover el respeto hacia las y los adolescentes hondureños, en el caso de Honduras las y los responsables es la Asociación Kukulkán, como parte del Comité Nacional de la Diversidad Sexual en Honduras.
 
La comunidad LGTBI está organizada
 

Por su parte, José Zambrano de APUVIMEH considera que “lo importante es que la comunidad LGTBI este organizada porque hay mucho porque luchar, por los derechos sociales, políticos, económicos, el derecho a la intimidad que se nos respete nuestra orientación sexual e identidad de género”.
 
El defensor  explicó que es necesario que se promulguen leyes para la diversidad, ya “tenemos una constitución homofóbica porque habla de igualdad pero solo permite el matrimonio de parejas de diferentes sexos, hay pocas leyes para la diversidad”.
 
Invisibilización
 
En tanto, Esdra Sosa integrante del Grupo Lésbico Litos integrado por mujeres de Comayagüela y Tegucigalpa, aseguró que las personas lesbianas están invisibilizadas por el temor de sufrir doble discriminación, una por ser mujer y otra por su orientación sexual, agrego que “el hecho de ser mujeres nos discriminan, algunas sufren hasta triple discriminación si son de color o con discapacidad y nos enfocan en toda la homosexualidad”.
 
Uno de los problemas al que se enfrentan es el de salud, porque cuando van a un hospital o clínicas privadas no las atienden como al resto de las mujeres, sino que por su orientación sexual hacen diferencias, se sienten cuestionadas y que van a pedir atención por alguna enfermedad de transmisión sexual, expuso Sosa.
 
Para Adriana Michel Díaz de Cozumel Trans es importante participar en una actividad como esta porque el acoso escolar ataca principalmente a niños y jóvenes, lo que se traslada a violaciones a los derechos humanos, “tenemos una sociedad convencional en donde se nos minimiza y estigmatiza por tener una orientación sexual e identidad de género diferente”, lamentó. 
 
Según cifras de la organización, desde 2009 a la fecha al menos 50 personas trans han sido asesinadas, pero no hay ninguna condena por los llamados “crímenes de odio”, que son cometidos en escenarios de profunda saña. “Nos vulneran con insultos, golpes y hasta nos matan por la discriminación que conlleva a crímenes de odio, hay mucha impunidad, las peores muertes que ha habido fueron de compañeras torturadas, les cortan los brazos, las piernas y los órganos genitales”, indicó.
 
Machismo y patriarcado
 
Las mujeres lesbianas, consideran que sufren doble discriminación por ser mujeres y por pertenecer a la diversidad sexual.
 
“Muchas veces las lesbianas y bisexuales están invisibilizadas ante la sociedad, por la sociedad machista en la que vivimos, es muy difícil para ellas aceptar su identidad, el rechazo que se sufre produce algún tipo de tristeza que podría causar una depresión si no se atiende a tiempo”, indicó la psicóloga Kenia Hernández del Grupo Ixchel que ha venido trabajando en el empoderamiento de acciones a nivel político y sexual bajo la cobertura de la Asociación Kukulkán.
 

Según Hernández realizaron una encuesta de una muestra de 1,067 de las cuales el 10% resultaron ser personas lesbianas o bisexuales del total de población encuestada.
 
Mencionaron que es más reconocida la figura de hombres homosexuales que la de las mujeres lesbianas y esto se refleja la cultura del machismo y patriarcado que impera en la sociedad desde hace muchos años.
 
VIH
 
Kukulkan también colocó una carpa en donde realizaron pruebas rápidas de VIH a hombres de todas las edades que desearan practicárselas.
 
De acuerdo con el técnico en salud, Randy Palma, Kukulkan coordina las pruebas rápidas de VIH que es un proyecto en conjunto con El Fondo Mundial, dirigido a hombres entre los 18 y 45 años de edad activos sexualmente, para la prevención de esta enfermedad.
 
“Hay una mentalidad más abierta de parte de los hombres hacia la prueba, damos un combo que contiene condones lubricantes, la prueba y referencias”, concluyó Palma.

El Comité de Diversidad en Honduras está conformado por APUVIMEH, Colectivo Violeta, Asociación Arcoíris, Asociación Kukulkan y la Asociación Cosumel Trans, Comunidad Gay Sampedrana, SEPRES, el grupo de El Progreso  Crisálidas, AMA, Prouse en La Ceiba, LGTB de Choluteca, entre otras, fue creado en el año 2000 con el objetivo de hacer una estructura más sólida.  A nivel nacional existen 17 organizaciones de diversidad, las más fuertes están en Tegucigalpa y San Pedro Sula.