Versión para impresiónVersión PDF

Tegucigalpa, Honduras (Conexihon).-  Un anteproyecto de Ley presentado por el diputado nacionalista Renán Inestroza, conocido popularmente como “La Ley Inestroza” propone un controversial método coactivo del control de la natalidad, que obligaría a las mujeres hondureñas a tener únicamente dos hijos, como alternativa a la sobrepoblación en el país.

Al respecto, las organizaciones feministas se pronunciaron en contra y califican desde ya a la medida como “nefasta”.

De acuerdo con Suyapa Martínez, coordinadora del Centro de Estudios de la Mujer (CEM-H), la mayoría de las propuestas no son consensuadas con la ciudadanía sino que salen de lo que piensa una diputada o diputado.

“Están probando con las mujeres, porque antes les pagaban por hijos que tenían ahora por hijos que no tengan, están experimentando con nuestro cuerpo”, añadió que las mujeres y los hombres tienen derecho a decidir cuantos hijos quieren tener, pero que para eso es necesario que haya acceso a la información y en el país no existe un programa de educación, no hay información sobre los métodos de planificación.

Mencionó que el anteproyecto de Ley que presentó la diputada por el partido Libertad y Refundación, Shirly Arriaga, se encamina a establecer un proceso de educación integral sobre la sexualidad, este fue elaborado en colaboración en el (CEM-H) y el Centro de Derechos de la Mujer (CDM), este plantea la educación sexual en el marco de la curricula educativa.

Martínez lamentó también que otro proyecto que se encuentra engavetado en el legislativo es el de la Píldora de Anticoncepción de Emergencia (PAE) y que deberían aprobarlo si están preocupados por el alto índice de natalidad; pero que son salidas de algunos diputados que quieren quedar bien con la iglesia.

Proselitismo político

Otro punto sensible de la “Ley Inestroza” es que a cada pareja el Registro Nacional de las Personas (RNP) le extenderá un certificado de que solo han procreado dos hijos e inmediatamente ingresaran al programa de natalidad, donde se harán acreedores a un Bono de Diez Mil, con esto –sostienen las organizaciones- se prevé “quitar el Bono 10 Mil a los que lo han estado recibiendo en la actualidad.

Martínez aseguró también que se fomentará el proselitismo político y que beneficiará a la clase media, hasta pueden inventarse familias para justificar el bono, los que están en extrema pobreza seguirán en la misma condición.

Para la defensora de derechos humanos, el anteproyecto también resultará graves consecuencias como la esterilización forzosa, regalar niños, tráfico de órganos, de niños por lo que es importante que se reflexione sobre las consecuencias que traería esta ley, en caso de ser aprobada.

Retroceso a un Gulag demográfico

La feminista pronosticó que como en China, ellos para controlar la natalidad por la ley de hijo único provoco una esterilización forzada masiva, tráfico de niñas y niños, abandono de infantes, porque los multaban por tener más de un hijo, existen jóvenes que no tienen identidad, ya que no los registraron por miedo a las sanciones, estos no tienen acceso a la educación pública.

La prohibición de tener más de un hijo en China desde 1979. Esta ley, por sí tiránica, se ha aplicado con métodos brutales: desde las amenazas, presiones y multas, hasta los abortos y las esterilizaciones forzosas. El grado de violencia empleada ha oscilado, con dos fuertes recrudecimientos: el primero en torno a 1983, y el segundo a partir de 1991.

China promulgó la ley del hijo único en 1979 para disminuir los problemas económicos, ambientales y demográficos, la norma tendría una duración de treinta años.

Pero en una declaración de Zhang Weiging ex jefe de la Comisión de Población Nacional y Planeamiento familiar afirmó que el régimen derogara la medida de manera gradual, ya que no hay población joven en el país.