Versión para impresiónVersión PDF

Tegucigalpa (Conexihon).- “Este acto de represión policial a una manifestación es inamisible para un pueblo que exige justicia por el asesinato de nuestra compañera Berta Cáceres”, expresó su hija Berta Zúniga Cáceres este jueves 20 de octubre luego de que fuera brutalmente reprimida la movilización de los pueblos originarios este mediodía en Tegucigalpa.

En conferencia de prensa ofrecida en horas de la tarde de este día por miembros del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (COPINH), la Organización Fraternal Negra de Honduras (OFRANEH) y la familia de la lideresa indígena lenca, asesinada hace siete meses y medio, condenaron la represión de la que fuera objeto mientras realizaban un acto ceremonial frente a las instalaciones del Ministerio Público (MP).

Berta Zuniga dijo a los medios de comunicación que “no es posible que aun y cuando somos beneficiarios de medidas cautelares de la CIDH -Comisión Interamericana de Derechos Humanos-, se nos reciba con militares, armas y represión”

A lo que la hija de Cáceres hace referencia fue al numeroso contingente de miembros de la Policía Nacional y del Escuadrón COBRAS que custodiaron el edificio del ente judicial desde tempranas horas de este día y que al llegar la movilización denominada “Por la Vida y la defensa de los bienes comunes de la naturaleza”, la fuerza pública realizó acciones de intimidación.

En la actividad, se iba a realizar una conferencia de prensa para posicionar la opinión, tanto de la familia como del cuerpo legal y organizaciones defensoras del territorio y los bienes comunes de la naturaleza acerca de las últimas acciones en torno al proceso de investigación que lleva el Ministerio Público del asesinato de la lideresa del pueblo indígena-lenca.

“A pesar de la represión, del hostigamiento, de la criminalización, no vamos a permitir la instalación de los proyectos de muerte en nuestras comunidades, afirmó la hija de Berta Cáceres.

Más de 50 exigencias al MP ¿y los resultados?

La lucha, los diferentes procesos de resistencia contra el capital extractivo trasnacional, ha generado una sistemática violación a los derechos humanos y a quienes defienden el territorio, los ríos y la vida, opinó el coordinador general del COPINH, Tomás Gómez Membreño.

Ante esta situación contra los defensores y defensoras de los bienes comunes de la naturaleza, se han interpuesto una serie de acciones ante los organismos operadores de justicia. “Cerca de 50 acciones hemos presentado ante el Ministerio Publico y no ha resuelto nada”, sostuvo Gómez Membreño.

Precisamente para mostrar su postura ante esta y otras acciones que han quedado sin respuesta, incluido el asesinato de Berta Cáceres, se realizó esta actividad en la capital este día, comentó el Coordinador general del COPINH.

Amplió que con la acción de hoy el Estado muestra una vez más su carácter represivo y que no es de su agrado que el pueblo lenca y garífuna expongan las ilegalidades que cometen para afianzar los proyectos de extracción  en sus pueblos

“Quieren mandarnos un mensaje para que desistamos de movilizarnos, de denunciar los vejámenes que hacen nuestros pueblos, que no sigamos exigiendo justicia”, pormenorizó Tomás Gomez.

Por último, el líder del COPINH envió un mensaje a los y las representantes del congreso de los Estados Unidos para que aprueben la Ley “Berta Cáceres de Derechos Humanos”, porque esta represión forma parte de la estrategia norteamericana para destinar fondos a los países centroamericanos en materia de militarización y con esto debe cortarse y cesar la criminalización y las muertes contra los pueblos en lucha.