Versión para impresiónVersión PDF
Honduras no ha cumplido la sentencia de la CIDH de integrar a jueces despedidos
Tegucigalpa, Honduras (Conexihon).- El Estado de Honduras no tiene voluntad política para cumplir con la sentencia que dictó la Comisión Interamericana de Derechos Humanos CIDH, de reintegrarlos a tres jueces y una magistrada de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) tras ser despedidos injustamente durante el golpe de Estado de 2009.
 
La Comisión dio su fallo el 17 de marzo del año 2014 en el caso Adán Guillermo López Lone y otros contra la Republica de Honduras, por los procesos disciplinarios a los que fueron sometidos los jueces López Lone, Luis Alonzo Chevez, Ramón Enrique Barrios y la magistrada Tirza Flores Lanza en el contexto del golpe de Estado del 28 de junio del 2009.
 
Los cuatro son miembros de la Asociación de Jueces por la Democracia (AJD) la que emitió varios comunicados públicos calificando como golpe de Estado los hechos relacionados con la destitución del presidente Manuel Zelaya Rosales.La petición ante la Comisión fue presentada el 06 de julio del 2010 por la AJD y el Centro por la Justicia y el Derecho Internacional CEJIL, dicha exigencia fue admitida el 31 de marzo de 2011.
 
Exposición
 
Joaquín Mejía explicó que los Estados tienen que cumplir con los convenios de los que son parte y que el fallo de la Corte es definitivo e inapelable, dijo que “el procurador general del Estado Abraham Alvarenga acaba de hacer un tremendo oso porque presento un recurso ante la Corte Interamericana que en la práctica es como un recurso de apelación solicitando la anulación de la sentencia, lo cual evidencia la ignorancia de los que representan al Estado”.
 
En el artículo 67 de la Convención Americana de los Derechos Humanos cita: “El fallo de la Corte será definitivo e inapelable. En caso de desacuerdo sobre el sentido o alcance del fallo, la Corte interpretara a solicitud de cualquiera de las partes, siempre que dicha solicitud se presente dentro de los noventa días a partir de la fecha de la notificación del fallo”.
 

Indicó que la sentencia de López Lone no es la primera que tiene que ver con independencia judicial, ya la Corte ha decidido sobre este tema, en el caso del Tribunal Constitucional contra Perú con Fujimori.
 
Mejía mencionó que las medidas que recomendaron son de reparación integral (restitución, satisfacción, garantías de no repetición) y la segunda indemnizaciones compensatorias (daño material, daño inmaterial, gastos y costas).
 
Los únicos dos factores por los que no es posible la reincorporación es por motivos ajenos a la voluntad de las víctimas y ante la imposibilidad justificada.
El expositor indicó que un derecho puede ser restringido siempre que las injerencias no sean abusivas o arbitrarias (deben estar previstas en la ley, perseguir un fin legítimo, cumplir con los requisitos de idoneidad, necesidad y proporcionalidad).
 
Daños a los jueces despedidos
 
Los daños causados a los tres jueces y a la magistrada se clasifican en material, inmaterial, gastos y costas; el primero implica la pérdida o detrimento de los ingresos, gastos efectuados por motivos de los hechos y las consecuencias de carácter pecuniario en conexión con los hechos.
 

Mientras que los inmateriales encierra el sufrimiento y aflicciones causados, el menoscabo de valores muy significativos y las alteraciones de carácter no pecuniario en las condiciones de existencia.
 
En los gastos y costas incluyen las erogaciones por las actividades para obtener justicia en el ámbito nacional e internacional y su eventual reintegro se realiza con base en las erogaciones debidamente demostradas.
 
Estigmatización mediática
 
Luis Chevez uno de los afectados denunció el mal trato desmedido que recibió por parte de algunos medios de comunicación, la manera en que los y la estigmatizaron vertiendo calificativos como “juez revoltoso que anda en actos vandálicos” por ende envió una carta a diario la prensa en harás de hacer efectivo su derecho a réplica, pero no la publicaron ni le dieron la firma de recibido.
 
Chevez manifestó que “gente que nos decía que en las pildoritas de La Tribuna y de El Heraldo siempre nos decían jueces quema llantas, jueces zelayistas, jueces revoltosos, la familia me decía que me tildaban como un delincuente”.
 
El juez cuestionó “como se ha tratado la sentencia en cuanto a la libertad de expresión, cuando hemos escuchado un debate en Frente a Frente donde se despotrico contra nosotros, nuestra imagen tirada por los suelos, en entrevistas de canal 11 o cualquier canal que tiene intervención mediática”. 
 
Chevez mencionó que “hay un periodista que habla fuerte diciendo yo soy un periodista imparcial y que fusila a la gente de nombre Danilo Izaguirre que nos decía jueces anarquistas que andan quemando llantas, nos denigraba profesionalmente porque decía que no hacíamos sentencias por andar en la calle, muchas veces nos mandó a fusilar, yo tenía el primer lugar de sentencias doblaba a veces a la mayoría”.
 
Recomendaciones de la CIDH
 
La CIDH hizo varias recomendaciones al Estado hondureño actualmente presidido por Juan Orlando Hernández y tienen hasta noviembre de este año para ser cumplidas.
 
Entre ellas está la reincorporación a las victimas al Poder Judicial en un cargo similar al que desempeñaban, con la misma remuneración y beneficios; reparar las consecuencias de las violaciones el daño material e inmaterial.
 
Además disponer las modificaciones normativas necesarias para asegurar que los procesos disciplinarios contra jueces y juezas sean realizados por autoridades competentes y que las modificaciones normativas necesarias de jueces y juezas y las sanciones aplicables sean compatibles con el principio de legalidad.