Versión para impresiónVersión PDF
 
 
Con gran estupor leímos en uno de los medios escritos del poder mediático—que indudablemente responde a los intereses del gobierno cachureco nacionalista—cómo la Comisión de Depuración de la Policía Nacional, CDPN, se ufana de haber pagado—indudablemente con dinero que es suyo y mío señor lector—un premio (prestaciones),-- a más de 2091  policías, clase básica y oficiales, eliminados de la Policía Nacional por ladrones, extorsionadores, asesinos, corruptos o narcotraficantes.
 
Esa Comisión integrada por personas que no tienen nada que ver con la Sociedad Civil y que representan solamente los intereses del gran poder económico, político y fundamentalista de Honduras y que integran JORGE MACHADO, OMAR RIVERA y otros miembros.
 
En Honduras hoy más que nunca “el plomo flota y el corcho se hunde”. El Código Laboral de Honduras establece los beneficios legales como un premio para todos los trabajadores y trabajadoras que han dejado un buen record en el desarrollo de las empresas y a los que elimina por infidencia, robo o saqueo se les debe iniciar un proceso judicial y castigo, si resultan culpables, como la Ley lo especifica.
 
Pero en el caso de la Policía Nacional y de elementos de las Fuerzas Armadas acusados de ladrones, extorsionadores, narcotraficantes o saqueadores se les premia, cuando deberían perder todos sus derechos y pasar directamente a los juzgados y las cárceles y despojarlos de todo lo que le han robado al Estado, entiéndase pueblo.
 
Según esta fuente se han destinado para pagar estos truhanes de la Policía la bicoca de 250 MILLONES DE LEMPIRAS, mientras a personas dignas y trabajadoras del INA, ENEE, HONDUTEL y otros el Gobierno de JOH les niega sus respectivos derechos.
 
Pero esto no es raro en Honduras. Presidentes y Vicepresidentes de la República; Presidentes de la Corte Suprema de Justicia y Magistrados y Presidentes del Congreso Nacional o Diputados que han sido señalados de ladrones sin que el Ministerio Público actúe de oficio. Los Casos del actual Presidente de Honduras, JUAN ORLANDO HERNÁNDEZ, su vicepresidente ( o Designado) RICARDO ANTONIO ÁLVAREZ ARIAS y LENA GUTIÉRREZ del Congreso Nacional, señalados como “beneficiarios” del millonario saqueo al Instituto Hondureño de Seguridad Social, IHSS, ninguno ha sido ni enjuiciado, ni encarcelado.
 
Pero esta Comisión también ha recibido la bendición de la Rectora de la UNAH, JULIETA CASTELLANOS quien la señala de “excelente”, cuando ella ha sido de las mayores críticas de la enorme corrupción de la Policía sin que se castigue a los culpables. Imaginamos como se retorcerá su hijo en la tumba por esta complicidad de su madre.
 
Mientras esto sucede en Honduras, en los países centroamericanos: Costa Rica, Nicaragua, El Salvador y Guatemala se castiga a los altos funcionarios, principalmente Presidentes de la República, aquí toda esta corrupción  se acepta y  tolera con la complacencia y benevolencia de los ESTADOS UNIDOS y la UNIÓN EUROPEA.
 
¡QUÉ DESGRACIA DE PAÍS CON ESTOS GOBERNANTES Y SUS ALIADOS!