Versión para impresiónVersión PDF

En relación a los últimos acontecimientos relacionados con las reformas a la Ley Marco de las Telecomunicaciones el Comité por la Libre Expresión (C-Libre) se pronuncia de la siguiente manera:

1.-  Que nuestro retiro de las mesas de diálogo establecidas por el Congreso Nacional para discutir reformas a la Ley Marco al sector de Telecomunicaciones y la Ley de la Libre Emisión del Pensamiento se debe exclusivamente a que nuestros aportes para fortalecer estas dos normativas fueron expuestos claramente por nuestros representantes en dichos espacios de diálogo, ante las autoridades correspondientes y ante los organismos internacionales en materia de derechos humanos.
 
2.- Que nuestros aportes al fortalecimiento de la libertad de expresión y prensa están registrados por la historia de nuestro país con las distintas publicaciones y acciones que a lo largo de doce años de existencia hemos venido impulsando y las que jamás traicionaremos.
 
3.- Que los representantes de los dueños de medios de comunicación eran mayoría en las mesas de discusión, mientras que la representación sociedad civil era mínima, lo que se consideró como una desventaja que no fue advertida por los diputados de la comisión del Congreso Nacional que estuvieron en las mesas.
 
POR LO QUE:
 
1.- Rechazamos cualquier vinculación de nuestra organización con el incidente sufrido por el señor JAVIER ELIAS CHAIN,  puesto que nuestra organización es respetuosa de la vida y defensora de los derechos humanos en Honduras.
 
2.- Exhortamos a la Fiscalía General de la República, a los cuerpos de investigación del Estado, para que realicen una investigación exhaustiva, transparente y responsable sobre el incidente ocurrido al señor CHAIN, y sobre las amenazas a muerte que penden sobre el director Ejecutivo de C-Libre, Héctor Longino Becerra, para que en el menor término posible se informe a la sociedad hondureña de tales investigaciones.
 
3.- Hacemos un llamado al Congreso Nacional para que apruebe reformas a la Ley Marco de Telecomunicaciones y la Ley de Emisión del Pensamiento que fortalezcan el derecho a la comunicación del pueblo hondureño que permitan la desconcentración del espectro radioeléctrico y que impidan el control del mismo por parte de grupos de poder políticos y económicos históricamente privilegiados en Honduras por estas legislaciones.
 
4.- Finalmente pedimos la solidaridad a las organizaciones de derechos humanos de Honduras y la comunidad internacional.
 
Tegucigalpa, M.D.C. 06 de Mayo de 2013.